consejos prácticos

dermatitis

Respetar los cuidados prescritos por el especialista y las reglas simples de higiene permitirán que el paciente atópico viva mejor su afección.

1.- Higiene y cuidado corporal: 

  • Para la higiene diaria del paciente atópico, utilizar un higienizante dermatológico sin jabón, ligeramente ácido, que limpie la piel con suavidad sin agredirla.
  • Se efectúa un baño emoliente a una temperatura de 32 – 33º (no superior). El baño suaviza y aporta flexibilidad a la piel, calma la irritación y disminuye la sequedad cutánea. Secar cuidadosamente al paciente atópico después del baño sin frotar.
  • En caso de irritación utilizar una crema dermoprotectora calmante, hidratante y sobreengrasante que mejore el estado y el confort de la piel (Excepto en las lesiones exudativas).
  • Cortar y limpiar la uñas para evitar posibles infecciones microbianas (estreptococos y estafilococos), a causa de las lesiones originadas por el rascado.

2.- Vestimenta:

  • Elegir preferentemente ropa de algodón, hilo o pana y evitar todo lo que sea áspero, lana y los tejidos sintéticos, que acentúan la irritación. Seleccionar también el tejido de las sábanas y de las fundas de la almohada, lavándolas previamente en el caso que sean nuevas.
  • Cambiar a menudo los pañales del niño.
  • La ropa puede lavarse en la máquina con un detergente suave (no lejías), pero debe aclararse bien.
  • Evitar el uso de suavizante en la ropa.
  • No abrigar en exceso.

3.- Alimentación:

  • Por regla general no existe ningún régimen particularmente indicado; no obstante el atópico puede ser alérgico a determinados alimentos, en dicho caso su especialista le facilitará los consejos adecuados.

4.- Diversos:

  • Evitar temperaturas ambientales extremas y cambios bruscos, dado que aumenta la irritación. Asegurar una correcta aireación de las habitaciones. En invierno evitar ambientes excesivamente secos.
  • El niño puede bañarse en la piscina o en el mar. Antes del baño, sobreengrasar la piel, y después del baño aclarar con agua dulce y volver a sobreengrasar la piel para atenuar el efecto irritativo del agua de la piscina o del mar.
  • Evitar la presencia de animales domésticos (gatos, perros, pájaros etc.).
  • Evitar la ropa de cama con lana.
  • Evitar el polvo (alfombras, cortinas…), dado que contiene insectos microscópicos (ácaros) que agravarán el eczema.
  • En la exposición al sol, asegurar una correcta fotoprotección, para evitar los efectos nocivos de las radiaciones solares, con una crema solar de alta protección, especialmente adaptada a las características de la piel sensible. Repetir la aplicación después de cada baño y evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.

consúltenos sus dudas

enviarlimpiar

enfermedades alérgicas:

rinitis

asma

dermtis.

urticaria

asma

anafilaxia

anisakis